Motivación, imprescindible para mantener una terapia psicológica

Un elemento indispensable para que una terapia funcione es que el cliente/paciente esté motivado para ese fin. 

 

Mi experiencia profesional me ha demostrado que son muchos los que dan el paso para acudir al psicólogo, pero pocos los que mantienen el hábito y acaban la terapia. 

 

Entre las razones para explicar esto, podemos encontrarlas muy variadas:

 

- La economía. Con la situción actual que vivimos, no son muchos lo que pueden permitirse acudir a consulta una vez por semana, o cada 10 días, como sería lo ideal al principio. Yo propongo facilidades, y terapias eficaces y breves, para que se alargue lo menos posible.

 

- La falta de conciencia de lo que nos ocurre. Algunas personas no consideran los aspectos psicológicos cuando están ante una situación difícil, si no que lo atribuyen a factores externos (a los demás, al trabajo, a la crisis...) 

 

- Falta de Motivación. A la hora de enfrentarnos a una terapia, debemos esforzarnos por mejorar, cambiar, sustituir, fomentar o evitar algunas de las conductas del día a día, y eso, como todo lo novedoso, requiere un periodo de adaptación, pero sobre todo, requiere ganas e interés. El primer día que vamos al gimnasio, no volveríamos más, porque nos duele todo, porque no estamos acostumbrados, porque requiere un esfuerzo... Con la terapia pasa lo mismo, pero si no cesamos en nuestro empeño, no tardamos en ver los buenos resultados. 

 

- Los prejuicios de ir al psicólogo. Durante mucho tiempo se ha pensado que el psicólogo trataba a personas enfermas, dementes, a locos... Esto está cambiando pero aun existen resistencias a la hora de decir abiertamente que estás a acudiendo a consulta. 

 

En conclusión, me encuentro con personas que necesitan acudir a consulta, pero que no se lo pueden permitir, a otras que no lo consideran oportuno, a otras que les cuesta realizar un esfuerzo por cambiar ciertos aspectos que les están impidiendo vivir mejor, pero también a muchas que encuentran numerosos motivos para acudir y realizan un rico aprendizaje que les permite, conocerse, sentirse mejor y superar los obstáculos. 

 

Al final todo es cuestion de organización, de prioridades, de tomar conciencia de uno mismo y sentir que la llave de la felicidad está en el interior de cada uno y que se puede vivir mejor si obtienes la ayuda necesaria. 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    inma (miércoles, 18 julio 2012)

    ¡cuanto me hubiera ayudado una buena terapia en ciertos momentos de mi vida...!

  • #2

    Emilio (viernes, 04 octubre 2013 09:13)

    La OMS define salud no sólo como la ausencia de enfermedad, sino también como la presencia de bienestar. La labor del psicólogo no es sólo curativa, además es paliativa e incluso preventiva para una buena calidad de vida.

    Esperemos que poco a poco esto haga calado en las personas porque será bueno para el conjunto de la sociedad.