Cómo asimilamos la muerte de un ser querido

La muerte de un ser querido es una de las situaciones más difíciles que nos toca vivir a las personas. El fallecimiento de un padre, pero sobre todo la muerte de un hijo, son golpes grandísimos para cualquiera, pero la forma de afrontarlo que tiene cada persona depende de muchos factores:

 

- La causa de la muerte

- La edad del familiar fallecido

- La edad de la persona que ha perdido a su ser querido

- El apoyo social de la familia 

- La capacidad resiliente de cada familiar 

 

Generalmente, las personas que se tienen que enfrentar a la muerte de un ser querido, suelen pasar por varias fases hasta que superan la pérdida: 

 

1. Negación

2. Tristeza profunda e ira

3. Depresión, resignación silenciosa. 

4. Aceptación y paz

 

El tiempo es muy variable, puede oscilar entre los 6 meses y los dos años, pero depende de los factores mencionados al principio. 

 

Los rituales, que en nuestra sociedad se organizan ante la muerte, nos sirven para despedirnos y asimilar la situación. En algunos casos, los utilizamos para acompañar a la familia, pero cuando sea posible, debemos participar en ellos activamente, recordando anécdotas y situaciones pasadas que nos ayuden a valorar a quien se ha ido y asimilar que hemos hecho todo lo que hemos podido. Saber que le hemos dado cariño, que le hemos admirado, que nos ha querido, que no lo olvidaremos, son algunas de las ideas que nos ayudan a conseguir la aceptación de la situación y la paz. 

 

Continuar con la actividad diaria normal (trabajo, vida social, hobbies...) nos ayudará a que la tristeza no se convierta en una depresión profunda. Tener la conciencia tranquila, para no responsabilizarnos de lo que no nos corresponde, nos permitirá estar en paz. 

Darnos cuenta de que nunca olvidaremos a ese ser querido, sino que lo recordaremos casi todos los días de nuestra vida, será importante para normalizar los recuerdos y que éstos vengan sin tristeza.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    isant (lunes, 12 noviembre 2012 13:30)

    dificil pero posible...
    aun cuando cres haberlo superado y estar en paz, siempre hay momentos de bajón, pero como todo en esta vida, pasa.

    es muy importante el apoyo de amigos y familiares, ahí es donde mas razón tienes.
    Gracias Amiga.

    muy buen blog el que estás creando!!!
    Besos

  • #2

    Mangas (lunes, 10 diciembre 2012 11:16)

    Hace poco hablabas de tabús en el sexo, y ahora al hablar de la muerte aparece el gran tabú de nuestra civilización judeo-cristiana-occidental.
    Es un tema del que no se suele hablar, y menos cuando hay niños delante.
    A propósito de tu post, hoy he leído en el periódico que varios psicólogos iban a comunicar la muerte de sus dos hijos a una pareja que estaba en la UCI por un choque frontal con con conductor ebrio. Todos entendemos que los padres se desgarren por dentro al conocer la noticia, pero nos costará mucho ponernos en la piel del psicólogo que se la descubra. Es una tarea complicada, que necesita de mucha empatía a la vez que profesionalidad.
    Gracias por tus palabras!

  • #3

    corderune 1 (sábado, 15 diciembre 2012 01:30)

    me encanta las cosas que dices, porque todo ser humano necesita un apoyo muy especial en situaciones críticas, y gracias a eso se remonta y supera cualquier contratiempo. La aceptación, a veces requiere del apoyo de un buen profesional