Delincuencia Juvenil

La delincuencia es un fenómeno específico de desviación e inadaptación. En este sentido, se ha dicho que "delincuencia es la conducta resultante del fracaso del individuo al adaptarse a las demandas de la sociedad en la que vive". La mayoría de los criminólogos afirman que la delincuencia es un fenómeno estrechamente vinculado a cada tipo de sociedad y es un reflejo de las principales características de la misma, por lo que, si se quiere comprender el fenómeno de la delincuencia resulta imprescindible conocer los fundamentos básicos de cada clase de sociedad, con sus funciones y disfunciones.

 

Voy a comentar una serie de factores que facilitan la aparición de esa conducta violenta: 

 

FACTORES INDIVIDUALES

   - Factores psicológicos

Nerviosismo, ansiedad, bajo nivel de inteligencia, impulsividad, falta de autoestima, egocentrismo, inestabilidad emocional

 

   - Factores biológicos

Algunos estudios apuntan a la existencia de una criminalidad innata, pero está claro que los factores biológicos (como los psicológicos), por sí solos, no inciden en la criminalidad de los jóvenes, si no van asociados a otros factores sociales o ambientales. 


FACTORES SOCIALES

   - Factores Familiares

La familia es el factor social de riesgo más determinante o, al menos, el que más poder puede ejercer sobre el adolescente. La primera fuente de educación con la que se encontrará el niño se la proporcionarán sus padres en el día a día. De esa formación humana va depender, en gran medida, que sus primeros pasos vayan bien o mal encaminados. 

 

PROPUESTAS DE TRABAJO CON MENORES DELICUENTES

- Intervención temprana. Actuar lo antes posible para reconducir las conductas problemáticas. 

- Rehabilitación de los delincuentes

- Educación y reeducación

- Valores y actitudes correctas desde la familia. La familia es un modelo de referencia para el niño.

- Reparación del daño causado a las víctimas

- Intervención con metáforas (hace que tomen conciencia del daño que causan a los demás y puedan ver desde otra perspectiva las consecuencias de sus actos). 

 

A menudo veo el programa "Hermano Mayor", lo veo desde la perspectiva profesional y me ayuda a reflexionar.

Independientemente de que es un programa y juega con el morbo y la violencia para conseguir audiencia, yo me quedo con el fondo de cada historia y cómo hacen para que los protagonistas reflexionen sobre la situación; Ayudan a abrir los canales de comunicación familiar que estaban totalmente obstruidos e inutilizados; Trabajan la empatía y el perdón.

 

También me fijo en las madres y padres que andan por la calle con sus hijos y me da pena encontrarme más casos en los que están riñendo y despreciando a los menores que dándoles besos y palabras de cariño. Tener hijos no es una obligación

 

Lamentablemente la situación social actual de este país va a favorecer la aparición de conductas antisociales en los jóvenes, ésto será por tanto, una consecuencia más de la crisis que tardará mucho en recomponerse. 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    inma (lunes, 04 marzo 2013 12:22)

    muy bien enfocado el tema, y sobre todo esa frase TENER HIJOS NO ES OBLIGATORIO, creo que deberian hacer un test psicologico o algo semejante, antes de tener hijos, pues hay quien los tiene como un acto social más y luego, son considerados una gran molestia, y a veces por falta de dedicación, por comodidad o por falta de tiempo, los hijos están desatendidos y faltos de cariño y afecto, y en la adolescencia se pueden convertir en perfectos desconocidos para unos padres que han considerado a sus hijos como SU PROPIEDAD, y no como seres que aspiran a ser individuos libres y autónomos.

  • #2

    Charly (miércoles, 05 junio 2013 12:34)

    Paradojas de la vida: suele ocurrir que quienes menos preparación tienen para ser padres o madres, más hijos tienen.Incluidos los del opus.
    Saludos!