El tercer sexo

 

 

Hace unos días escuché la noticia de que Alemania planea dar cabida a un tercer sexo y esto me llevó a recordar una asignatura de la carrera que me gustó muchísimo; Psicología de la diversidad: género e identidad. 

 

Os resumo la noticia. Se trata de que cuando nazca un bebé, y por sus órganos sexuales no se pueda decidir si es un niño o una niña, se podrá entonces esperar a la hora de "clasificar" a esa personita en uno u otro sexo o incluso decidir que pertenezca al tercer sexo. Según he leído en el periódico El País, "los padres no estarán obligados a registrar el sexo del recién nacido sin físico definido". 

Pertenecen al llamado "tercer sexo" (personas intersexuales), esto es, gente que tiene tanto órganos masculinos como femeninos. A partir de ahora en Alemania, las personas que pertenezcan a este grupo, figurarán como "sexo indeterminado". 

 

 

 

Durante mi estudio de este tema en la universidad, reflexioné mucho sobre esto. Llegamos a la conclusión, de que los médicos en muchos casos, se creen con la potestad de decidir si un bebé recién nacido es un niño o una niña, simplemente mirando sus órganos sexuales. Se dan casos de neonatos con un clítoris excesivamente desarrollado o penes muy pequeños, bebés con testículos y ovarios juntos o incluso ninguno de los dos órganos. Entonces el médico decide si ese órgano es apto para la reproducción o no. Si consideran que el pene de ese neonato será incapaz de desarrollarse y de intervenir en la reproducción sexual, rápidamente hacen una operación y le fabrican una vagina.

Esta ley pretende evitar operaciones innecesarias.

Esto, aunque no os lo creáis, existe. Y a partir de ahí, esa persona indefensa por la que han tomado una decisión sin consultarle, sólo tiene problemas. Problemas físicos, sexuales, de identidad y por supuesto psicológicos. 

 

Para que os hagáis una idea, existen más personas intersexuales que albinas. Por tanto, hay muchísimos casos de personas que nada más nacer, los clasificaron como hombre o mujer, antes si quiera de ver el desarrollo de su cuerpo. 

 

Después de leer sobre este tema e informarme, la pregunta que me surge es la siguiente: ¿Por qué sólo podemos aceptar la existencia de hombres y mujeres y no de un tercer sexo? ¿Por qué tenemos que clasificarlo todo dicotómicamente (o eres hombre o eres mujer)? ¿Por qué ese interés tan temprano en saber si será niño o niña y preparar para él o ella una vida diferente dependiendo de eso? No podemos con la ambigüedad, necesitamos clasificar, necesitamos encasillar y determinar. Por qué no aceptar a cada uno como sea y no pensar sólo en blanco y negro. 

 

Esta nueva y revolucionaria ley alemana, me parece un gran avance hacia la libertad de cada individuo. Si los progenitores y un médico tienen el poder de decidir el sexo de una persona y se equivocan, están condicionando totalmente la vida de ese ser humano, hay muchas posibilidades de que se estén equivocando y "encerrando" a esa persona en una jaula de la que le será complicado salir. 

Escribir comentario

Comentarios: 8
  • #1

    Esther (viernes, 23 agosto 2013 10:30)

    Muy interesante. Me gustaria leer algo sobre la amistad...como recuperarse de la traición de un amigo, xq tendemos a culparnos siempre, a exigir demasiada fidelidad tal vez...

  • #2

    Alicia Rodríguez (viernes, 23 agosto 2013 11:05)

    Me lo apunto para próximos blogs, Esther!

    Gracias por la sugerencia.

  • #3

    Mario (domingo, 25 agosto 2013 10:40)

    Muy buen artículo y tema del que tratas. Sabes si se conoce algún caso de una persona intersexual que se haya desarrollado de manera normal, sin ningún tipo de "encasillamiento"?

    Por otro lado, piensas que las personas transexuales, podrían haber sufrido en su nacimiento ese cambio de sexo?

  • #4

    Charly (martes, 27 agosto 2013 11:10)

    Muy interesante tu post, Alice, gracias!
    Has vuelto a poner el dedo en la llaga, otro tema tabú para la gran mayoría, como aquel de la muerte.
    ¿Quíen nos asigna el sexo?
    Hasta cuando se aprecian órganos sexuales muy claros y definidos puede haber un error. Si los transexuales viven encerrados en un cuerpo con el que no se identifican, los intersexuales suelen tener un sexo sin identificar, el tercer sexo, un sexo que no responde a los esquemas establecidos sobre el género. Recuerdo haber leído las reflexiones de un intersexual que llegaba a la conclusión de que se sentía un 70% hombre y un 30% mujer. Vaya tela! Difícil de llevar ya que no se trata de una opción sexual como puede ser la bisexualidad, sino dos sexualidades asimétricas en un mismo cuerpo, a veces incluso con dos sexos bien definidos.
    Los transexuales al menos saben lo que son en el fondo, pero en el tercer sexo no creo que nadie tenga absoluta certeza. Pero ojo, tampoco muchos heteros lo tienen tan claro!!!
    A seguir indagando en eso que mueve el mundo!
    Suerte!

  • #5

    Genio (jueves, 12 septiembre 2013 09:58)

    En relación con este tema recomiendo la película argentina dirigida por Lucía Puenzo (sobre un cuento escrito por Sergio Bizzio, su pareja) y protagonizada por Ricardo Darín, titulada XXY.
    Espero que os guste!

  • #6

    Alicia Rodríguez Iranzo (jueves, 12 septiembre 2013 10:09)

    Gracias a todos por los comentarios.

    Recomiendo también, la película Transamérica.

  • #7

    JO C L (sábado, 14 septiembre 2013 15:53)

    como aprendo con este blog!! gracias Alicia

  • #8

    Alexa (domingo, 09 febrero 2014 13:28)

    Me ha encantado el Post, si alguien quiere le dejo el nombre de una película muy interesante sobre esto.
    Besos.

    Nombre de la película: XXY